Desempleo [Daniel García Florindo]

La alarma laboral deja los sueños sordos
en la noche indistinta del insomnio
y su voz radiofónica te exhuma
hoy, miércoles, dieciocho de febrero:
son las siete, comienzan las noticias.

Tienes que decidirte, bajo el agua,
mientras la pesadilla se evapora
hoy miércoles, sin duda, de ceniza,
cielos nubosos, las temperaturas
no subirán de doce grados… Suena
el café que te espera tan oscuro.

Tienes que decidirte por vivir.

La crisis ya remite,
ha declarado ayer la portavoz
del Gobierno.

A los cuarenta y pocos el corazón parece
detenerse de golpe. Es el motor ruidoso
del viejo frigorífico. Aún funciona.

«Estabilidad» es nuestra palabra clave,
declara la ministra,
insultándote, impune, nuevamente.